Cáncer de Mama - Detección Precoz

¿Por qué es tan importante la detección precoz?

El diagnóstico precoz ayuda a seleccionar el correcto tratamiento para el cáncer de mama. En las primeras etapas, el tumor es aún pequeño y el riesgo de que se haya extendido al resto del cuerpo es casi insignificante. En estos casos, existe una gran oportunidad de recuperación. 

A los exámenes manuales realizados por un doctor, les sigue la mamografía como principal método de screening. Hoy en día, más del 50% de los casos son diagnosticados por esta vía*. 

 

Hay tres pasos que te pueden ayudar a detectar cambios en el tejido:

Autoexaminación

Contribuyamos activamente con la detección precoz - Conoce y escucha a tu cuerpo.

El autoexamen mamario te ayuda a aprender qué es normal y a detectar cualquier cambio. El mejor momento para examinar tus senos es una semana después de que haya comenzado tu ciclo menstrual. Si eres postmenopáusica, elija siempre el mismo día del mes.

Exámenes manuales por un médico

Durante la examinación manual, tu doctor chequea tus senos y pezones en busca de hinchazón, enrojecimiento, inflamación o deformaciones, mientras comprueba la textura de tu tejido mamario. El área alrededor de la clavícula, el esternón y las axilas también es examinada ya que ahí están presentes los ganglios linfáticos. Las mujeres mayores de 20 años deberían hacerse estas revisiones una vez al año

 

Primeros hallazgos diagnósticos

Si el examen médico detecta cualquier tipo de sospecha, se te realizará una mamografía, una ecografía y/o una resonancia magnética. El facultativo decirá el tipo de prueba que mejor se ajusta a tus características según tu historial medico, tus circunstancias y los factores de riesgo asociados. 

 

* Current Medical Diagnosis and Treatment (CMDT, 2009)